Latam Business School

Compensaciones y Beneficios: la clave para retener a talento

El universo empresarial en el que nos encontramos se enfrenta a constantes retos. Uno de ellos, en contraste con la inestabilidad generada por el Covid 19, es la capacidad para retener talento. Un desafío que buscan asumir los departamentos de recursos humanos, a través de efectivas políticas en Compensaciones y Beneficios.  

Un claro ejemplo de la necesidad de evolución que viven las empresas es el hecho de tener que enfrentarse, en algún momento dado, a la Transformación Digital y a la aplicación de metodologías ágiles. Ambas, tendencias que apuestan significativamente por el Employe Experiencie (Experiencia del Empleado) y que, a consecuencia de ello, va de la mano con la tendencia de actualizar políticas de Compensaciones y Beneficios.

Por otra parte, consideramos que cada vez más, el personal que conforma el recurso humano empresarial tiene la posibilidad y el acceso a mayor educación. Por ende, las empresas cuentan con empleados cada vez más capacitados, especializados y “empoderados”. Razones por las cuales muchas organizaciones buscan, hoy más que nunca, la retención y fidelización de su personal. 

¿Qué se entiende por compensación y beneficios? Y ¿Cuál es su importancia?

Al hablar de Compensaciones y Beneficios, nos referimos a todo aquello que puede recibir un empleado por el trabajo que realiza. Bien sea en forma de sueldo, prestaciones, gratificaciones, vacaciones o cualquier otra condición laboral que beneficie al trabajador. 

Las políticas de Compensaciones y Beneficios aplicadas en una empresa buscan generar satisfacción y sensaciones de estabilidad dentro de los empleados. De esta forma, el recurso humano empresarial y mayor activo de cada compañía, aporta un trabajo dedicado, comprometido y con mayor efectividad. Además, garantiza fidelidad a la empresa, lo que conlleva a que la organización tenga seguridad y la certeza de contar con un personal talentoso y de gran valor.

Existen varios tipos de compensaciones, todas con la posibilidad de ser incluidas en una misma política:

  • Las monetarias y que se encuentran fuera del sueldo del empleado.
  • No económicas, como es el caso de los seguros de salud, equipos móviles, seguro de vida, estacionamiento, entre otros. 
  • Bonos económicos, ofrecidos por el cumplimiento de metas o antigüedad en la empresa.
  • Capacitaciones y formación académica, lo que garantiza que los empleados aumenten sus conocimientos y por ende se conviertan en profesionales cada vez más valiosos, en sentido personal y para la compañía. 

¿Cómo desarrollar una política eficiente de compensación y beneficios?

Las estrategias para retener talento, hoy en día, son muy diferentes a las aplicadas hace 10 años atrás. Esto, en parte, porque las empresas ahora se dirigen a generaciones de millennials y centennials, que buscan beneficios de flexibilidad, entornos amigables, oportunidades de crecimiento y constante capacitación. 

En un estudio de remuneración realizado por PageGroup México para el 2020, la consultora afirma que uno de los grandes retos de las empresas para el año en curso, era entender que es lo que motiva al talento. 

A su vez, en el estudio nos revelan que los principales motivadores son: el salario, las oportunidades de crecimiento y la calidad de vida. Y en contraste, los principales desmotivadores: un salario por debajo del mercado, sobrecarga de trabajo, la monotonía en las rutinas de trabajo y la imposibilidad de crecimiento en la empresa.

Para desarrollar una eficiente política de compensación y beneficios entendamos que, la “compensación” es aquella que busca cubrir las necesidades de la persona, principalmente económicas. Mientras que el “beneficio”, va referido a garantizar satisfacción moral, personal, sanitaria y familiar. Habiendo dicho esto, consideramos que estas son las 5 claves para generar una política eficiente: 

  • Permite ciertas flexibilidades

Las facilidades que puede ofrecer el departamento de recursos humanos a los empleados tienen un efecto directo en la calidad y el compromiso hacia su trabajo. Hablamos de una flexibilidad que le permita adecuar sus compensaciones para poder cumplir con sus necesidades básicas. 

  • Siempre destaca y premia el buen desempeño o alto rendimiento

Para este tipo de compensaciones, es necesario que la empresa tenga claro sus objetivos alcanzables, bajo una filosofía SMART. Al comunicárselos a los empleados y adecuar las políticas de compensación al logro de objetivos, se conseguirá aumentar el nivel de compromiso de los empleados y a consecuencia, en valor de la empresa.   

  • Satisface las necesidades básicas del empleado

Esta es prácticamente el punto de partida de toda política de compensaciones y beneficios. Tanto las necesidades económicas, como sociales, sanitarias y de seguridad. 

  • Siempre proyecta a futuro

Nos encontramos frente a generaciones que apuestan por el crecimiento personal y la capacidad de superación dentro de una misma empresa. En vista de ello, RR.HH debe asegurarse de incluir procesos de capacitación y oportunidades de crecimiento académico.

Por otra parte, también está la posibilidad de orientar al empleado al fortalecimiento de su patrimonio con la preparación de fondos de ahorro, pensiones o, incluso, la compra de acciones dentro de la organización. 

  • No centres toda la política en activos económicos

No todo gira en torno al dinero. De manera que, estas políticas deben procurar enfocarse en reconocimientos con valor emocional, que permitan al empleado pensar en la autorrealización y el crecimiento de su valor personal dentro de la organización. 

Conoce las 5 tendencias en Compensación y Beneficios

En América Latina, son muchas las empresas que hoy en día carecen de políticas decentes de Compensaciones y Beneficios. Bien sea por burocracia, la falta de conocimiento o la carencia de personal capacitado. 

Por otra parte, la mayoría de las empresas que si dedican tiempo y recurso en políticas de C&B, porque creen fielmente que la retención de talento coincide con una organización emprendedora, poseen políticas atrasadas en contraste a las del mercado mundial (Europa y EE.UU). 

A todo esto le agregamos la potente influencia que ha tenido el Covid 19 en el mercado empresarial mundial. La cual, entre tantas consecuencias, ha generado una exposición a la carencia de políticas C&B que poseen muchas empresas.

¿Cómo mantenernos a la vanguardia? Existen numerosas tendencias en los Recursos Humanos y directamente, en estrategias de C&B impulsadas por el uso de la tecnología y el cambio de prioridades de las generaciones actuales de empleados. Estas son 5 de las cuales, esperamos mayor proyección en los próximos años:

El uso el Big Data para la retención de talento

A partir de que las empresas han volcado sus esfuerzos y presupuestos a la transformación digital, se le da especial importancia a la Big Data. Hablamos de una herramienta que, utilizada por especialistas en el área, puede traer numerosos beneficios para el desarrollo de una organización, incluyendo la retención del talento.

La Big Data le permite a una empresa conocer a sus empleados y tomar decisiones acertadas al realizar las contrataciones. De esta forma, una compañía es cada vez más capaz de satisfacer los objetivos personales de su recurso humano a través de políticas de C&B fundamentadas en la Big Data, logrando así la fidelización del personal hacia la organización. 

La revolución tecnología tiene carácter retributivo

Se estima que a partir del 2020, el número de empresas que apostarán por la transformación digital para su supervivencia crecerá en gran volumen. 

Uno de los fundamentos de las transformaciones tecnologías que enfrentan las empresas es facilitar el día a día del personal. De manera que, evidenciamos la tendencia de que los departamentos de RR.HH recurran al uso de la tecnología para entender de forma cercana a los empleados y comunicar políticas de C&B de una forma más clara. Así como permitir que los trabajadores se involucren en las políticas de compensaciones que les competen. 

Igualdad salarial

La desigualdad salarial entre géneros es un hecho innegable al que nos enfrentamos año tras año. 

Actualmente, entre salarios de hombres y mujeres, existe una brecha mundial del 16%, según informes de CNN en español. En México, a principios del año en curso, la brecha era de 15.6% y disminuirla es justamente uno de los principales objetivos del país en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Siendo esta, una iniciativa que vemos reflejada en otras políticas de C&B alrededor del mundo con proyección en los próximos años. 

Consolidación del teletrabajo

A raíz de la pandemia, la modalidad del teletrabajo se ha impuesto en el mundo empresarial. México, por su parte cuenta con el mayor porcentaje de empresas en América Latina, que han tomado esta medida como modus operandi ante la crisis por la pandemia, según encuestas realizadas por la empresa Bumeran

El teletrabajo puede llegar a ser un aliado de las políticas de Compensaciones y Beneficios. Ya que, según estudios publicados en Statista, en México, más del 57% de los empleados en teletrabajo han evidenciado una disminución del estrés laboral. 

Por consiguiente, se espera que para el 2021 y 2022, muchas empresas a nivel mundial adapten sus políticas C&B a esta modalidad de trabajo. 

La salud como un punto central

Incluso antes del impacto económico y social del Covid 19, eran muchas las empresas que tomaban la salud y el bienestar de los trabajadores como un aspecto clave en las políticas de gestión de personal. 

Hoy en día, se estima que a raíz de la pandemia, la salud integra de cada empleado forme parte obligatoria del conjunto de beneficios ofrecidos a cada trabajador

En un futuro tan incierto e inestable como el que vivimos hoy en día, estudios aseguran que muchas empresas alrededor del mundo buscarán reducir costes. En vista de ello, se esperan ajustes en las políticas de Compensaciones y Beneficios, en donde será común ver herramientas alternativas de compensación que generen flexibilidad económica para las empresas.

El gran reto que vemos para los próximos años, será el hecho de mantener la motivación del personal, en una época en la que las empresas necesitan realizar ajustes económicos que garanticen rentabilidad a la organización. Ante esto, pensando que la transparencia, la flexibilidad, la cercanía y el uso de la tecnología serán factores que permitirán el éxito en las nuevas políticas C&B. 

Marcelo Natalini

Marcelo Natalini

Deja un comentario