Latam Business School

¿Cómo hacer una gestión organizacional exitosa?

Cuando se habla de éxito empresarial, la gestión organizacional es un tema fundamental. En artículos anteriores sobre diseño y desarrollo organizacional hemos señalado ese énfasis que ponen las empresas poderosas de la actualidad en el cliente y sus necesidades, y aunque esto es hoy en día, sinónimo de ventaja competitiva, en la práctica muchas empresas suelen sacrificar parte importante de su atención en los procesos internos de gestión organizacional.

Índice

Utilicemos la conocida analogía, “las organizaciones funcionan como un reloj”, en el que cada movimiento, por más pequeño que sea, ocasionará otro movimiento, que a su vez causará otro más. Si uno de los engranajes deja de funcionar, se genera una reacción en cadena, entorpeciendo el trabajo de los demás, repercutiendo en el cumplimiento del objetivo común de todos los engranajes.

La gestión organizacional en la actualidad

Además de concentrarse en el cliente, las empresas verdaderamente exitosas de la actualidad centran su foco de atención en los procesos organizacionales, pues a través de una adecuada gestión interna, se planifican, organizan y optimizan procesos, además se controlan los recursos tangibles e intangibles de las empresas; ya sean humanos, financieros, materiales, tecnológicos, o de conocimiento e ideología.

En función de implementar las mejores estrategias en torno a la gestión de las organizaciones, en un mundo tan dinámico y tecnológico como el actual, te invitamos a leer nuestro artículo sobre las diferentes metodologías ágiles, donde te hablamos del panorama completo, y puntualizamos en sus diversas similitudes y diferencias.

La gestión organizacional es una labor compleja, compuesta por una cantidad elevada de factores que intervienen dentro de su implementación, y determinan si esta es óptima o deficiente.

Es por ello que en Latam Business School contamos con la Especialización en Agilidad Organizacional, que partiendo de la implementación de metodologías ágiles, busca desarrollar al máximo el perfil de los profesionales, brindándoles todos los conocimientos, habilidades y experiencias reales del ámbito organizacional, con tal de prepararlos para encabezar la gestión que demanda este contexto actual tan dinámico, y alcanzar el éxito en el intento.

Sin duda, un especialista actualizado en busca de una gestión organizacional exitosa, debe centrar sus esfuerzos en reducir al mínimo los gastos y aumentar la productividad de la organización, diseñando e implementando adecuadamente diversas metodologías ágiles.

 Partiendo del concepto: ¿Qué es una organización?

Antes que nada, definamos qué se entiende por “organización”. Una organización es un conjunto de personas que realizan determinadas acciones, que en suma, sirven para alcanzar un objetivo en común. Dichas personas rigen su relación colaborativa a partir de cierto orden lógico, de división jerárquica.

Para hablar de las características de las organizaciones, referimos a la Dra. Dávalos Zelada, quien señala algunas de las más relevantes:

  • Son entidades relativamente permanentes que pueden continuar su existencia, aunque cambien las personas que las integran.
  • Poseen una estructura que fue pensada para que la organización cumpla su propósito, esta estructura establece relaciones y responsabilidades.
  • Están orientadas hacia el logro de objetivos y utilizan competencias especializadas.
  • Operan a través de procesos formados por actividades interrelacionadas que se orientan al logro de objetivos.

De acuerdo con la autora, las organizaciones son las que proyectan, crean, perfeccionan, desarrollan, producen, distribuyen y entregan todo lo que necesitamos para vivir; “los seres humanos nacemos, vivimos y morimos en las organizaciones”.

Las organizaciones están presentes en nuestra vida diaria, con cada actividad que realizamos y en cada meta que perseguimos, además, están relacionadas con el contexto y con los cambios que este sufre. Una organización no es estática, sino que se ajusta y adapta al entorno cambiante.

Es por ello que entender a una organización simplemente como “una empresa”, es reducir tremendamente su significado. Una gestión organizacional adecuada, con el objetivo de llevar a una empresa al éxito, debe partir siempre del concepto de organización completo, y desarrollar todas las estrategias en función de su correcta comprensión.

Claves para la gestión organizacional

Comencemos por lo más importante; el “objetivo común” que se persigue dentro de una organización, debe definirse de manera colectiva, y su difusión es tarea de todos los días. Su claridad es de suma relevancia para cada colaborador, pues de ella depende el adecuado desarrollo de las acciones y esfuerzos individuales, además, el objetivo colectivo no necesariamente se limita a perseguir metas económicas, puede buscar cimentar valores, ideología, identidad, posicionamiento, etc.

La gestión organizacional refiere al proceso de administrar recursos tangibles e intangibles, que se lleva a cabo en organizaciones de cualquier ámbito por medio de determinadas tareas fundamentales, entre las que podemos mencionar:

  • Planificación: Determinar objetivos, y los medios necesarios para conseguirlos.
  • Asignación de recursos: Definir el uso de recursos en función de los puestos de trabajo.
  • Dirección jerárquica: Liderar la operatividad según la estructura interna definida.
  • Control y seguimiento: Evaluar y analizar los resultados.
  • Ajustes y adaptabilidad: Tomar decisiones y ajustar las acciones ante lo inesperado.

Sin duda, el recurso más valioso de cualquier organización es su capital humano, sin él, ningún otro tangible o intangible tiene sentido, y cabe señalar que siempre requiere de una administración estratégica correctamente implementada.

Particularmente, la gestión del capital humano está relacionada con los siguientes procesos, y cada uno de ellos requiere a especialistas en materia:

  • El ingreso (reclutamiento y selección)
  • El aprendizaje (capacitación y desarrollo)
  • El desempeño (gestión y evaluación)
  • Las compensaciones (definición y gestión)

Metodologías ágiles en la gestión empresarial

 A diferencia de los procesos tradicionales de gestión, las metodologías ágiles se caracterizan por su flexibilidad, en lugar de forzar la implementación de procesos y tareas estrictas. Su apuesta se centra, entre otras cosas, en la adaptabilidad ante el cambio, desde donde se busca la acción estratégica y desarrollo de proyectos que lleven al éxito a la organización.

De “agilidad” va todo; se trata de agilizar las operaciones, optimizar procesos, ajustar tiempos, reducir costos y propiciar el crecimiento de la productividad. También suelen restar peso a las jerarquías, al buscar la colaboración simultánea y equitativa entre diversas áreas de trabajo, enfocándose en lograr perspectivas multidisciplinarias que conduzcan a mejores decisiones.

Ante un panorama empresarial tan competido y cambiante, se hace necesario contar con un perfil especializado en este tipo de modelos de gestión organizacional. Basta con mencionar que según estudios realizados, el 51% de las empresas que adoptan metodologías ágiles, aumentan su productividad de manera contundente, y de ellas, el 59% han notado mejoras significativas en la motivación de sus equipos de trabajo.

Entre los principales retos que enfrenta un especialista en agilidad organizacional, podemos mencionar:

  • Liderar un cambio de mentalidad en la empresa que se vuelva parte de la cultura ágil.
  • Crear redes de comunicación entre las diferentes áreas de las organizaciones.
  • Dominar diferentes técnicas de coaching, mentoring y retroalimentación para acompañar al equipo de trabajo.
  • Equilibrar los requerimientos del cliente frente a las capacidades del equipo.

En conclusión, alcanzar el éxito en la gestión organizacional no es, ni de lejos, una tarea simple, pues depende de gran cantidad de factores en relación con una correcta administración de recursos tangibles e intangibles, orientada siempre al objetivo colectivo de una organización, por lo que se recomienda ampliamente delegarla a profesionales de esta materia.

Hoy en día es necesario contar con un perfil especializado y desarrollado 100% en función de la gestión organizacional a partir de la implementación de metodologías ágiles. Más que ser un lujo, representa una necesidad para las empresas de la actualidad, si lo que buscan es adaptarse al contexto competitivo y alcanzar el éxito en su gestión.

 

¿Cómo hacer una gestión organizacional exitosa?
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Deja un comentario

Artículos Relacionados

Recursos Humanos: ¿Qué es ser un Socio estratégico?

Agilidad Organizacional | RRHH como Socio Estratégico

¿Qué es ser un Socio Estratégico de RH?

Nuestros programas

Recursos relacionados