¿Cómo construir tu marca de liderazgo personal?

¿Cómo construir tu marca de liderazgo personal?

5 pasos que definirán tu papel de liderazgo dentro de cualquier organización

Construir una marca personal es esencial, no solo para “vendernos” como profesionales, sino también para determinar el rumbo de nuestras decisiones. Muchos trabajadores no conocen o no tienen muy claro el cómo deberían presentarse ante nuevas oportunidades laborales, afectando sus decisiones en un panorama de carrera.

Establecer una marca personal sólida de liderazgo, permite conectar de manera efectiva con colegas y las organizaciones en general, expandiendo el campo de acción para generar valor.

Pero, ¿cómo exactamente se comienza a diseñar una marca personal? Dave Ulrich y Norm Smallwood, fundadores de The RBL Group, una de las firmas consultoras de RR.HH. más importantes globalmente, nos proveen de cinco pasos a manera de pregunta que tienen que ver con el autoconocimiento y los objetivos de carrera.

1.  ¿Qué resultados quieres obtener en el siguiente año?

Lo primero que hay que hacer es preguntarte, “En los próximos 12 meses, ¿cuáles son los resultados más importantes que quiero proporcionar en mi trabajo?”.

Es necesario no solo tomar en cuenta tu persona, sino tus empleadores, clientes, inversores y la organización misma, ya sea tuya o para la que colaboras. La clave es poner en claro las expectativas y los objetivos palpables a alcanzar.

Esto es necesario para personas que suelen realizar una variedad de trabajos de manera correcta, pero deben buscar enfoque en aquella en la que más sobresalen y con ello encaminar un perfil de liderazgo en la materia.

2.  ¿Cómo te gustaría que te conocieran?

Aquí es cuando se desarrolla la identidad alrededor de lo que hacemos. El trabajo que realizamos nos da la pauta para identificar cómo nos desarrollamos. Por ejemplo, una persona puede ser técnica, pragmática, innovadora, pero también algo distante. Identificar cómo nos vemos y cómo nos ven los demás es necesario. Una vez identificadas las características predominantes es necesario preguntarse, ¿estas cualidades pertenecen a un líder?

Realiza una lista de cualidades y elige las que mejor te representen en posiciones de liderazgo.

  • Colaborativo
  • Independiente
  • Organizado
  • Orientado a resultados
  • Ágil
  • Empático
  • De buena escucha
  • Estratégico

3.  Define tu identidad

Lo siguiente se trata de diseñar una identidad que contenga no solo el cómo quieres ser reconocido, sino también el cómo llegarás a ello o el cómo deberás actuar para llegar a ello.

Un buen consejo es mezclar las cualidades del paso anterior entre sí, obteniendo profundidad y complejidad:

“Estratégicamente orientado a resultados”.
“Independiente y ágil para obtener resultados”.

En esta etapa es necesario captar opiniones de las personas que conocen tu forma de trabajo, para saber si el estilo de liderazgo y su identidad que busca se adecúa a las capacidades actuales.

4.  Construye tu declaración de marca de liderazgo

Reúne los pasos anteriores en una declaración que contenga el cómo quieres ser reconocido y los resultados que deseas y puedes alcanzar:

“Deseo ser conocido por ser _____________ de esa forma puedo ofrecer ____________”.

Ejemplo: “Deseo ser conocido por ser independiente y ágil para obtener resultados, así puedo ofrecer confianza en el desarrollo de propuestas, procesos y productos que beneficien a mi organización”.

Una vez determinada la declaración de marca de liderazgo, es crítico preguntarse:

“¿Esta es la identidad de marca que mejor me representa?”
¿Este es el tipo de identidad que buscan mis colegas y las personas con las que trabajo”
“¿Tengo algún riesgo al exhibir esta marca personal? ¿Puedo vivir con ella?

5.  Haz de tu marca personal algo real

Revisa que tu marca personal esté alineada a tus actividades del día a día y del cómo te perciben las personas a tu alrededor. Si eliges ser de buena escucha y confiable, ¿es así cómo te estás conduciendo?

Esto requiere de disciplina, de un profundo autoconocimiento y de la forma en que te comportas. Por otro lado, es crucial saber que una marca personal de liderazgo, no es estática, debe evolucionar de acuerdo a su respuesta, nuevas expectativas y retos que se presentan en tu carrera y también a sus propias etapas. Aquí es cuando la flexibilidad toma parte en la identidad general de todo trabajador, cualidad que se remarca en nuestra actual era digital, en donde la cercanía no es delimitada por espacios físicos y los requerimientos, no son delimitados por un equipo de trabajo uniforme.

Es por eso que Latam Business School cuenta con su nuevo Programa Avanzado de Liderazgo, que capacita a líderes del futuro del trabajo a liderar equipos remotos, híbridos, diversos, multigeográficos y generacionales de una forma flexible y apta para los retos de hoy en día y que, además, los ayuda a definir su rol e identidad como líder, dentro de sus organizaciones.

¿Tienes una marca de liderazgo personal? Te invitamos a desarrollarla.

Deja un comentario
Consigue proyectos

Tenemos convenios
con empresas como