Compensaciones y Beneficios: la clave para retener talento

El universo empresarial en el que nos encontramos se enfrenta a constantes retos. Uno de ellos, en contraste con la inestabilidad generada por el Covid 19, es la capacidad para retener talento. Un desafío que buscan asumir los departamentos de recursos humanos, a través de efectivas políticas en Compensaciones y Beneficios.  

Un claro ejemplo de la necesidad de evolución que viven las empresas es el hecho de tener que enfrentarse, en algún momento dado, a la Transformación Digital y a la aplicación de metodologías ágiles. Ambas, tendencias que apuestan significativamente por el Employe Experiencie (Experiencia del Empleado) y que, a consecuencia de ello, va de la mano con la tendencia de actualizar políticas de Compensaciones y Beneficios.

Por otra parte, consideramos que cada vez más, el personal que conforma el recurso humano empresarial tiene la posibilidad y el acceso a mayor educación. Por ende, las empresas cuentan con empleados cada vez más capacitados, especializados y “empoderados”. Razones por las cuales muchas organizaciones buscan, hoy más que nunca, la retención y fidelización de su personal. 

¿Qué se entiende por compensación y beneficios? Y ¿Cuál es su importancia?

Al hablar de Compensaciones y Beneficios, nos referimos a todo aquello que puede recibir un empleado por el trabajo que realiza. Bien sea en forma de sueldo, prestaciones, gratificaciones, vacaciones o cualquier otra condición laboral que beneficie al trabajador. 

Las políticas de Compensaciones y Beneficios aplicadas en una empresa buscan generar satisfacción y sensaciones de estabilidad dentro de los empleados. De esta forma, el recurso humano empresarial y mayor activo de cada compañía, aporta un trabajo dedicado, comprometido y con mayor efectividad. Además, garantiza fidelidad a la empresa, lo que conlleva a que la organización tenga seguridad y la certeza de contar con un personal talentoso y de gran valor.

Existen varios tipos de compensaciones, todas con la posibilidad de ser incluidas en una misma política:

  • Las monetarias y que se encuentran fuera del sueldo del empleado, como el aguinaldo.
  • No económicas, como es el caso de los seguros de salud, equipos móviles, seguro de vida, estacionamiento, entre otros. 
  • Bonos económicos, ofrecidos por el cumplimiento de metas o antigüedad en la empresa.
  • Capacitaciones y formación académica, lo que garantiza que los empleados aumenten sus conocimientos y por ende se conviertan en profesionales cada vez más valiosos, en sentido personal y para la compañía. 

¿Cómo desarrollar una política eficiente de compensación y beneficios?

Las estrategias para retener talento, hoy en día, son muy diferentes a las aplicadas hace 10 años atrás. Esto, en parte, porque las empresas ahora se dirigen a generaciones de millennials y centennials, que buscan beneficios de flexibilidad, entornos amigables, oportunidades de crecimiento y constante capacitación. 

En un estudio de remuneración realizado por PageGroup México para el 2020, la consultora afirma que uno de los grandes retos de las empresas para el año en curso, era entender que es lo que motiva al talento. 

A su vez, en el estudio nos revelan que los principales motivadores son: el salario, las oportunidades de crecimiento y la calidad de vida. Y en contraste, los principales desmotivadores: un salario por debajo del mercado, sobrecarga de trabajo, la monotonía en las rutinas de trabajo y la imposibilidad de crecimiento en la empresa.

Para desarrollar una eficiente política de compensación y beneficios entendamos que, la “compensación” es aquella que busca cubrir las necesidades de la persona, principalmente económicas. Mientras que el “beneficio”, va referido a garantizar satisfacción moral, personal, sanitaria y familiar. Habiendo dicho esto, consideramos que estas son las 5 claves para generar una política eficiente: 

  • Permite ciertas flexibilidades

Las facilidades que puede ofrecer el departamento de recursos humanos a los empleados tienen un efecto directo en la calidad y el compromiso hacia su trabajo. Hablamos de una flexibilidad que le permita adecuar sus compensaciones para poder cumplir con sus necesidades básicas. 

  • Siempre destaca y premia el buen desempeño o alto rendimiento

Para este tipo de compensaciones, es necesario que la empresa tenga claro sus objetivos alcanzables, bajo una filosofía SMART. Al comunicárselos a los empleados y adecuar las políticas de compensación al logro de objetivos, se conseguirá aumentar el nivel de compromiso de los empleados y a consecuencia, en valor de la empresa.   

  • Satisface las necesidades básicas del empleado

Esta es prácticamente el punto de partida de toda política de compensaciones y beneficios. Tanto las necesidades económicas, como sociales, sanitarias y de seguridad. 

  • Siempre proyecta a futuro

Nos encontramos frente a generaciones que apuestan por el crecimiento personal y la capacidad de superación dentro de una misma empresa. En vista de ello, RR.HH debe asegurarse de incluir procesos de capacitación y oportunidades de crecimiento académico.

Por otra parte, también está la posibilidad de orientar al empleado al fortalecimiento de su patrimonio con la preparación de fondos de ahorro, pensiones o, incluso, la compra de acciones dentro de la organización. 

  • No centres toda la política en activos económicos

No todo gira en torno al dinero. De manera que, estas políticas deben procurar enfocarse en reconocimientos con valor emocional, que permitan al empleado pensar en la autorrealización y el crecimiento de su valor personal dentro de la organización. 

Conoce las 5 tendencias en Compensación y Beneficios

En América Latina, son muchas las empresas que hoy en día carecen de políticas decentes de Compensaciones y Beneficios. Bien sea por burocracia, la falta de conocimiento o la carencia de personal capacitado. 

Por otra parte, la mayoría de las empresas que si dedican tiempo y recurso en políticas de C&B, porque creen fielmente que la retención de talento coincide con una organización emprendedora, poseen políticas atrasadas en contraste a las del mercado mundial (Europa y EE.UU). 

A todo esto le agregamos la potente influencia que ha tenido el Covid 19 en el mercado empresarial mundial. La cual, entre tantas consecuencias, ha generado una exposición a la carencia de políticas C&B que poseen muchas empresas.

¿Cómo mantenernos a la vanguardia? Existen numerosas tendencias en los Recursos Humanos y directamente, en estrategias de C&B impulsadas por el uso de la tecnología y el cambio de prioridades de las generaciones actuales de empleados. Estas son 5 de las cuales, esperamos mayor proyección en los próximos años:

El uso el Big Data para la retención de talento

A partir de que las empresas han volcado sus esfuerzos y presupuestos a la transformación digital, se le da especial importancia a la Big Data. Hablamos de una herramienta que, utilizada por especialistas en el área, puede traer numerosos beneficios para el desarrollo de una organización, incluyendo la retención del talento.

La Big Data le permite a una empresa conocer a sus empleados y tomar decisiones acertadas al realizar las contrataciones. De esta forma, una compañía es cada vez más capaz de satisfacer los objetivos personales de su recurso humano a través de políticas de C&B fundamentadas en la Big Data, logrando así la fidelización del personal hacia la organización. 

La revolución tecnología tiene carácter retributivo

Se estima que a partir del 2020, el número de empresas que apostarán por la transformación digital para su supervivencia crecerá en gran volumen. 

Uno de los fundamentos de las transformaciones tecnologías que enfrentan las empresas es facilitar el día a día del personal. De manera que, evidenciamos la tendencia de que los departamentos de RR.HH recurran al uso de la tecnología para entender de forma cercana a los empleados y comunicar políticas de C&B de una forma más clara. Así como permitir que los trabajadores se involucren en las políticas de compensaciones que les competen. 

Igualdad salarial

La desigualdad salarial entre géneros es un hecho innegable al que nos enfrentamos año tras año. 

Actualmente, entre salarios de hombres y mujeres, existe una brecha mundial del 16%, según informes de CNN en español. En México, a principios del año en curso, la brecha era de 15.6% y disminuirla es justamente uno de los principales objetivos del país en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. Siendo esta, una iniciativa que vemos reflejada en otras políticas de C&B alrededor del mundo con proyección en los próximos años. 

Consolidación del teletrabajo

A raíz de la pandemia, la modalidad del teletrabajo se ha impuesto en el mundo empresarial. México, por su parte cuenta con el mayor porcentaje de empresas en América Latina, que han tomado esta medida como modus operandi ante la crisis por la pandemia, según encuestas realizadas por la empresa Bumeran

El teletrabajo puede llegar a ser un aliado de las políticas de Compensaciones y Beneficios. Ya que, según estudios publicados en Statista, en México, más del 57% de los empleados en teletrabajo han evidenciado una disminución del estrés laboral. 

Por consiguiente, se espera que para el 2021 y 2022, muchas empresas a nivel mundial adapten sus políticas C&B a esta modalidad de trabajo. 

La salud como un punto central

Incluso antes del impacto económico y social del Covid 19, eran muchas las empresas que tomaban la salud y el bienestar de los trabajadores como un aspecto clave en las políticas de gestión de personal. 

Hoy en día, se estima que a raíz de la pandemia, la salud integra de cada empleado forme parte obligatoria del conjunto de beneficios ofrecidos a cada trabajador

En un futuro tan incierto e inestable como el que vivimos hoy en día, estudios aseguran que muchas empresas alrededor del mundo buscarán reducir costes. En vista de ello, se esperan ajustes en las políticas de Compensaciones y Beneficios, en donde será común ver herramientas alternativas de compensación que generen flexibilidad económica para las empresas.

El gran reto que vemos para los próximos años, será el hecho de mantener la motivación del personal, en una época en la que las empresas necesitan realizar ajustes económicos que garanticen rentabilidad a la organización. Ante esto, pensando que la transparencia, la flexibilidad, la cercanía y el uso de la tecnología serán factores que permitirán el éxito en las nuevas políticas C&B. 

La Ciberseguridad, una prioridad para las empresas en 2021

La transformación digital ya presente desde hace un par de años, y que padece un proceso de aceleración con la aparición del Covid 19, genera en la sociedad y en las empresas, facilidades en cuanto a conectividad y exposición. Todo muy bien hasta ahora, considerando que a través de la transformación tecnológica las empresas expanden sus capacidades y garantizan rentabilidad a largo plazo. 

Sin embargo, la consecuencia del empoderamiento digital de la sociedad es prácticamente inmediata y crece con la misma velocidad. Hablamos de la “vulnerabilidad”. 

Las empresas y la sociedad en general, se enfrentan a un desafío que atenta contra la seguridad de datos, financiera y hasta de identidad. Ante tal escenario, surge una gran demanda y dependencia en ciberseguridad, situándola como “una de las prioridades para las empresas en el 2021”, asegura ENISA, agencia de ciberseguridad de la UE.  

¿Qué hace un especialista en Ciberseguridad?

Tratándose de una práctica que busca defender computadoras, dispositivos móviles, redes sociales, servidores, la cloud (nube) y demás redes digitales, la ciberseguridad le compete a toda organización o persona que decida almacenar sus datos en medios digitales, como ya decíamos en nuestro artículo sobre la ciberseguridad en el mundo empresarial.

Ahora, como la vida comercial y social, se ha transportado casi en su totalidad, a los medios digitales, el requerimiento de un Especialista en Ciberseguridad es cada vez mayor. Incluso, en un informe revelado por LinkdIn, el Experto en Ciberseguridad forma parte de los 15 puestos de trabajo con mayor proyección para el 2021 y 2022. 

Elena Cobo-Reyes, IT Manager de Spring Professional, nos explica que la Ciberseguridad tiene muchos submercados, que dependen en gran medida de las necesidades de la empresa. Por consiguiente, un Especialista en Ciberseguridad puede tener varios perfiles, y ser capaz de desempeñar varias labores o tareas, que se adaptan a las necesidades de una organización o bien, al tipo de servicio que ofrece.

En un punto de vista general y completo, el Experto en Ciberseguridad cumple con las siguientes funciones:

  • Detección y análisis de amenazas en la ciberseguridad de la organización. 
  • Planificación y desarrollo de técnicas de prevención y ciberseguridad. 
  • Atención y resolución de emergencias en ciberseguridad. 
  • Creación de proyectos, planes y protocolos en seguridad informática. Así como la formación y supervisión del personal encargado en llevar a cabo los nuevos proyectos y medidas de seguridad.
  • Auditorías internas y mantenimiento constante de la seguridad informática de la organización.
  • Análisis de malware y seguimiento de los informes de virus informáticos. 
  • Análisis y corrección de daños efectuados por ciberataques. 
  • Asegurar el cumplimiento de todas las normas y leyes relacionadas con ciberseguridad y privacidad de datos. 

En cuanto a la formación, un Especialista en Ciberseguridad generalmente tiene un titulo de grado en Ingeniería Informática, en Computación o Telecomunicaciones. Aunque, en consideración al auge y la demanda de profesionales, algunas universidades ya ofrecen un grado especializado en ciberseguridad o Ingeniería en la Ciberseguridad. 

La formación académica en Ingeniería puede que no sea imprescindible, pero si un buen punto de partida, aseguran expertos como Lorenzo Martínez, CTO & fundador de Securizame. 

Sin embargo, lo que sí es imprescindible es que un Especialista en Ciberseguridad cuente con conocimientos técnicos en arquitecturas tecnológicas y de datos (SCADA, Smart Grid, servidores de red, etc.); hardware y sistemas de redes; sistemas operativos (Windows, Mainframe, Linux, Unix, etc.), tráfico de redes, análisis forenses y de malwares. 

Ante este contexto, en Latam Business School contamos con una de las mejores opciones en América Latina de Especialización en Ciberseguridad, pues gracias a la amplia experiencia práctica de su reconocido cuerpo de profesores, se centra en desarrollar todos los conocimientos y habilidades para diagnosticar, diseñar, implementar y dirigir proyectos de Ciberseguridad en cualquier tipo de organizaciones.

Tendencias y retos en ciberseguridad para el 2021

En lo que va de 2020, se ha evidenciado una reconfiguración en seguridad informática a raíz de la pandemia. Algunas empresas, como es el caso de Cybersecurity Defense Center (CDC) de Minsait aseguran que entre enero y julio de este año, hubo un aumento de 75% de ataques en materias de inyecciones SQL, denegación de servicio (DOS o DDoS); o suplantación de identidad (phishing) a través de correos electrónicos, llamadas telefónicas o mensajes de texto. 

Por consiguiente, los mayores retos que enfrenta la ciberseguridad en un futuro próximo son: el robo y/o secuestro de datos (con ataques hacia IoT o el uso de ransomware) y, la suplantación de identidad. Ante ello, podemos apreciar ciertas tendencias que buscan hacer frente a estos problemas y mantenerse a la vanguardia en ciberseguridad.

Según expertos de Kapersky, SIA, Minsait y Panda Security, en 2021 podremos ver un incremento del esfuerzo de parte de los Especialistas en Ciberseguridad, en los siguientes nichos,  a través de avances tecnológicos, nuevas herramientas y nuevas estrategias:

Ciberseguridad en la nube

Los entornos digitales en la nube son cada vez más populares. Tanto las grandes organizaciones, como pequeñas empresas o personas corrientes, tienen grandes cantidades de datos (Big Data) almacenadas en la nube. 

En vista de ello, los Especialistas en Ciberseguridad emplearán gran parte de sus esfuerzos en el fortalecimiento de infraestructuras para garantizar la seguridad del cloud computing y, evitar la fuga y secuestro de datos. Sobre todo ante el ataque de códigos maliciosos, como lo puede ser un ransomware. 

Una de las soluciones que veremos para evitar este y otro tipo de ataques cibernéticos, será la implementación constante de Inteligencia Artificial, capaz de detectar nuevos ataques y dar un mayor nivel de seguridad a las empresas. 

Autenticación a distancia, biométrica y sin password

A raíz del Covid 19 existe un aumento de gran consideración en el ejercicio del teletrabajo. En vista de ello, existe hoy más que nunca la necesidad de crear nuevas formas de acceso a la información con más control en cuanto a “quien accede”, “desde donde accede” y el “nivel de acceso”. 

La idea es fortalecer las vías y formas de acceso, así como las redes de dispositivos que usa el personal tanto dentro como fuera de las oficinas. Tal que los hackers no tengan ningún tipo de facilidad para acceder a información privada de la organización. 

Actualmente, el uso de passwords alfanuméricas poco a poco va siendo relevado por la autenticación biométrica (huellas digitales), el escaneo facial e incluso el reconocimiento de voz. Métodos que no dejarán de crecer en los próximos años.  

Seguridad a las redes de IoT (Internet de las Cosas)

La inteligencia artificial y las redes 5G han sido potenciadores para las tecnologías IoT. 

Hoy en día, el Internet de las Cosas evidencia un auge prometedor. Permitiéndonos, cada vez más, la integración de numerosos dispositivos capaces de facilitarnos las tareas diarias. A consecuencia de esto, la cantidad de dispositivos vulnerables a ataques de seguridad informática también aumenta. 

Cada aparato conectado a una red IoT es una posible ventana para los ciberdelincuentes. En vista de ello, los Expertos en Seguridad Informática, ven aquí un nicho necesitado. Por lo que se esperan grandes esfuerzos para fortalecer las redes de IoT, y que estas no detengan su potente crecimiento. 

Blockchain o cadenas de bloques

Se plantea como una de las potenciales soluciones para el cifrado de información de las organizaciones. Siendo capaz de controlar la pérdida de datos y el acceso únicamente de personal autorizado, garantizando así una mayor seguridad a las empresas, incluso en constante práctica del teletrabajo. 

¿Por qué las empresas aumentan sus presupuestos en Ciberseguridad? ¿Debería hacer lo mismo?

Según informes arrojados por la consultora PwC, un 55% de las empresas a nivel global, prevén aumentar su presupuesto en ciberseguridad. Pero, ¿a qué se debe esto?

La respuesta se encuentra en una estadística paralela, que indica que un 40% de entrevistados empresariales a nivel global, aseguran que el Covid 19 ha acelerado el proceso de transformación digital de las empresas, generando la aparición de miles de ventanas a los ataques informáticos. 

Por otra parte, el incremento del teletrabajo ha abierto muchas grietas de seguridad informática en las compañías, ocasionando incrementos abrumadores en ataques con ransomware. 

Visto desde otra perspectiva y haciendo una predicción bastante acercada, podemos ver que el teletrabajo ha llegado para quedarse. Ya que son muchas las corporaciones que se han dado cuenta del ahorro de costes que genera el hecho de que gran parte de los empleados trabajen desde casa. A consecuencia de ello, estas mismas corporaciones se verán obligadas a invertir en ciberseguridad, si no quieren que el teletrabajo se convierta más en un problema, que en una solución. 

Si tienes una empresa, ¿deberías invertir en Ciberseguridad? La respuesta básicamente depende que los ideales que tenga tu compañía. En caso de que busques rentabilidad a largo plazo, en cualquier momento deberás invertir en Transformación Digital. Al hacerlo, tu compañía queda expuesta a ataques informáticos. ¿Solución? Invertir correctamente en ciberseguridad. 

Si tu empresa gasta más en café que en seguridad informática, serás hackeado. Es más, merecerás ser hackeado” – Eric S. Raymond

La importancia de un especialista en Agilidad Organizacional

La gestión de proyectos empresariales es un espacio en donde actualmente escuchamos términos, roles, tendencias y metodologías que son desconocidas para muchos. Ejemplo de ello son las metodologías ágiles y con ellas, el rol profesional de la Agilidad Organizacional.

¿Qué son las metodologías agiles? y ¿Cuál es su relevancia en el mundo empresarial actual? 

Una metodología ágil es un método de gestión de proyectos capaz de adaptarse a cualquier circunstancia o imprevisto. De manera que estamos hablando de estrategias de gestión flexibles, con capacidad de respuesta inmediata y eficaz. 

A diferencia de los métodos tradicionales de gestión, una metodología ágil no requiere del cumplimiento de patrones estrictos a lo largo de la aplicación de un determinado proyecto. Por ende, son capaces de adaptarse con mayor efectividad al mundo empresarial actual, lleno de constante evolución y exigencia en innovación.

La realidad es que actualmente el mercado genera constantes demandas que las empresas comprometidas con los métodos tradicionales, simplemente no son capaces de cumplir. Es entonces cuando se recurre a las metodologías agiles: un conjunto de estrategias que se afianzan en la agilidad y versatilidad de las personas a cargo, y es aquí cuando surge el rol del especialista en Aagilidad Organizacional.  

¿A qué se dedica un Especialista en Agilidad Organizacional en la actualidad?

El rol del especialista en Agilidad Organizacional puede definirse en dos partes:

  • La primera corresponde a la capacidad “ágil” de promover cambios en una empresa, que tengan carácter competitivo y sean propuestos en base a una visión global de objetivos y mercado. 
  • La segunda, la parte “coach”, se refiere a la capacidad de “acompañar y preparar” al recurso humano de una empresa a enfrentar cambios o nuevas prácticas que conlleven a aumentos de productividad y competitividad empresarial.

Un especialista en Agilidad Organizacional tiene un papel activo en la aplicación de metodologías ágiles. Siendo capaz de funcionar como un entrenador que motive, facilite, guíe y forme al recurso humano durante la implantación de este tipo de metodologías en determinados proyectos. 

En la exigente actualidad en la que vivimos, es importante no confundir a este rol con un profesional que combine una mente ágil con cualidades de coaching. Estas últimas resultan ser un complemento de gran valor. Sin embargo, lo que resulta indispensable es que la persona cuente con conocimientos amplios, profundos y actualizados de negocios, transformación y procesos y sepa desenvolverse en ámbitos de People Analytics. De lo contrario, no será más que un “motivador empresarial”. 

Hoy más que nunca, las empresas necesitan mentes ágiles

Empresarialmente, atravesamos por una época de gran exigencia, cambios constantes, imprevistos y mucha volatilidad. Para enfrentar escenarios inesperados, las organizaciones buscan transformaciones de sus modelos de negocios, que garanticen la competitividad y rentabilidad a corto y largo plazo. 

La transformación digital es, actualmente, la respuesta tendencia para enfrentarse a la volatilidad económica, social y ambiental que atravesamos. Dicho esto, las metodologías de gestión de proyectos que más se adaptan a este tipo de procesos de transformación y exigencias digitales son, sin duda alguna, las metodologías ágiles. 

A raíz del Covid 19, se evidencia el auge del teletrabajo y los equipos remotos. Para estos escenarios, es imprescindible situar a la organización en un “entorno ágil” que suponga resolutividad y una adaptabilidad a constantes cambios y retos en nuevas modalidades de trabajo. 

Por consiguiente, hoy más que nunca, las empresas necesitan de mentes ágiles y del personal especializado en potenciar y fortalecer la agilidad dentro del recurso humano empresarial. Es aquí donde emergen roles y términos como el Scrum Master, Product Owner, Chapter Leader, Squads (equipos) y, por supuesto, el de la Agilidad Organizacional.

El perfil que logra desarrollar un especialista en Agilidad Organizacional entre los miembros de su squad es de trabajadores empoderados y autónomos; tienen confianza en sus capacidades para la toma de decisiones; desarrollan respuestas rápidas y efectivas ante imprevistos; y son capaces de adaptarse sin miedo a las nuevas tecnologías. 

Las metodologías que todo especialista en Agilidad Organizacional, en el 2020, debe conocer 

El especialista en Agilidad Organizacional debe asegurar que la transición a la metodología ágil sea efectiva y valiosa para el personal empresarial. Para ello debe proporcionar información, dinámicas y herramientas que faciliten el cambio y optimicen el trabajo de cada miembro del equipo. 

La implementación de una metodología ágil no implica el seguimiento de un “paso a paso” estructurado. Más bien se trata de un cambio de mentalidad y una nueva filosofía al momento de llevar a cabo un proyecto, generando equipos con mentalidades capaces de adaptarse a los cambios  e incrementar su productividad.

Hoy en día, algunas de las metodologías agiles más utilizadas, con mayor proyección a futuro y en las que los especialistas en Agilidad Organizacional deberían centrarse, son: Scrum, Programación Extrema (XP) y Design Sprint. 

Scrum 

También conocida como la “metodología del caos”, el método Scrum  busca desglosar un proyecto en varias iteraciones o ciclos temporales, que denominamos “sprints”, y los cuales tienen una duración fija que va de 2 a 4 semanas. El mismo se encuentra liderado por un Facilitador o Scrum Master, encargado de guiar al equipo durante todo el proyecto.

Los “sprints” o “miniproyectos” en los que se desarrolla el Scrum, deben pasar por 4 etapas diferentes. Al finalizar un sprint, conseguiremos un entregable o un incremento del producto que sea capaz de agregarle valor al cliente.  

Cada sprint atraviesa 4 etapas:

  • Planificación. Conlleva a una reunión de todo el equipo, en donde se le da respuesta a dos preguntas: ¿Qué vamos a hacer? Y ¿Cómo lo vamos a hacer?  
  • Ejecución. Incluye reuniones diarias de sincronización que involucran a todos los miembros del equipo. En ellas se realizan inspecciones del trabajo realizado, resoluciones de problemas y mejoras necesarias. 
  • Revisión. En este punto se realiza una reunión para presentar los entregables y realizar revisiones pertinentes, realizando un Feedback directo con el Product Owner. 
  • Retrospectiva. Por último, el equipo analiza el trabajo realizado durante el sprint, haciendo críticas constructivas e identificando posibles cambios que permitan aumentar la productividad del equipo. 

El Scrum es una metodología ágil cuyo fuerte son los problemas complejos, y que basándose en principios iterativos y de incremento, busca generar productos con el mayor valor posible

XP, Programación Extrema

El XP o eXtremeProgramming, en inglés, es una metodología ágil diseñada exclusivamente para el desarrollo de softwares. 

Al igual que el Scrum y otras metodologías ágiles, el XP apuesta por el poder de la “adaptabilidad” sobre la “previsibilidad”. Es decir, que resulta mucho más efectivo tener la capacidad de adaptarse a los cambios que pueden surgir en el transcurso del proyecto, que intentar definir parámetros estrictos al principio del mismo. 

La metodología de Programación Extrema apuesta por la simplicidad de los códigos de programación; la comunicación entre miembros del squads; la retroalimentación entre el equipo y el cliente; y la capacidad de cambiar el código, cuantas veces sea necesario. 

Design Sprint 

El Design Sprint es un método que permite determinar el valor de un producto o servicio a través de la valoración de un prototipo, durante un proceso que dura 5 días. De manera que es una metodología ágil que logra desarrollar un trabajo de meses en pocas semanas. 

Durante los 5 días que dura el “Sprint de Diseño”, el equipo debe resolver todo lo relacionado con los requisitos del cliente, el diseño y el prototipado, mientras que se realizan constantes interacciones y retroalimentaciones con el cliente. De esta forma, el Design Sprint busca detectar errores, así como el verdadero valor y factibilidad de un producto, antes de que este sea lanzado al mercado. 

Independientemente de la metodología ágil que se decida implementar, un especialista en Agilidad Organizacional debe ser capaz de facilitar su establecimiento dentro de la estructura empresarial. De lograrlo, se llegarán a obtener resultandos verdaderamente valiosos en productividad, eficiencia, ahorro de tiempo, capacidad de trabajo en equipo, autonomía del personal y ahorro de dinero. 

 

 

 

Las claves para el éxito de un eCommerce 2021

Cada vez son más los usuarios que deciden comprar por internet. Un ejemplo claro de esto lo reflejan las estadísticas publicadas por Sendcloud, especialistas en envíos; basadas en un estudio realizado los últimos 10 años. Cuyos resultados, reflejan como se ha incrementado el tráfico de internautas de un 0,7% a un 55%.

Índice

A continuación, resaltaremos las claves para el éxito de un eCommerce 2021 a través de las nuevas tendencias digitales que nos depara el futuro. Ya que, mientras que la tecnología avanza, las empresas se estan viendo forzadas a mejorar desde su sistema logístico para permanecer competitivas.

En Latam Business School contamos con la Especialización en E.Commerce, enfocada en formar profesionales capaces de desarrollar o gestionar el área de E-Commerce o integrarse a equipos altamente experimentados y especializados. Gracias a la amplia experiencia práctica de sus reconocidos profesores especialistas, garantiza una formación de acuerdo a las necesidades del actual entorno de negocios, lo que la convierte en una de las mejores opciones de especialización en América Latina.

¿Qué es el eCommerce?

El e-commerce o comercio electrónico se puede definir como la compra-venta de productos en Internet en plataformas como páginas web o redes sociales.

Se trata de un modelo de negocio muy exitoso que han adoptado grandes y pequeñas compañías, que han logrado hacer crecer sus ventas y diversificar su mercado con esta modalidad que además se refleja en grandes ahorros de espacio, tiempo e infraestructura.

El comercio en línea supone grandes beneficios tanto para empresas como para consumidores, pero para lograr una relación exitosa entre ambos, también es necesario cultivar confianza y ofrecer tecnologías que sean capaces de proteger al consumidor al momento de introducir sus datos en la web.

¿Qué es eCommerce Omnichanel?

El eCommerce Omnichanel refiere a las capacidades multicanal de las plataformas de compra-venta, implementadas en una buena estrategia de comercio electrónico.

Este multicanal permite a los usuarios concretar una compra a través de distintas plataformas. Por ejemplo, el cliente puede ver los productos en su móvil, realizar la transacción en su computadora, revisarlo en el local y adquirirlo al momento. Así, todos los canales están conectados y se ofrece un mejor servicio para el usuario.

Lo que debemos saber de un eCommerce 

Todo eCommerce cumple con la función principal de vender servicios o productos por internet. Basado específicamente en objetivos como, brindar un amplio catálogo de artículos u opciones, ser aún más visibles como marca en el mundo y distribuir eficazmente. 

Ahora bien, desde los orígenes del eCommerce hasta la actualidad son dos variables las que se mantienen y condicionan su evolución. Como son, las actualizaciones en la tecnología digital y la necesidad de los usuarios.  

Parte de las innovaciones tecnologicas y exigencias de los clientes se reflejan en los cambios del sistema de logística. Para ello, este debe monitorear y hacer mejoras constantes en servicios básicos como:

    • Suficiente almacenamiento para una amplia variedad de productos.
    • Optimizar la capacidad de rapidez en la preparación del pedido, envío y entrega. Así como el departamento de devoluciones o reclamos. 
    • Disponibilidad para consultar el seguimiento de su pedido, sin dejar de atraer su atención a efectuar otras compras. Estableciendo ofertas de envíos gratuitos, cupones, etc. 
  • Brindar opciones de compra que se ajusten según el método de pago, ubicación y plazos de entrega que dispone el cliente. 

Cada mejora debe estar dirigida hacia un objetivo principal, que no es más que la fidelización y satisfacción del cliente. Quien, como primera exigencia, espera inmediatez ante todo. Desde el primer momento que realiza la consulta por la página web hasta la confirmación de entrega del pedido o servicio que facturó.

¿Cómo funciona actualmente un eCommerce?

Recientemente las compañías We are Social y Hootsuite han presentado un reporte en conjunto. En el que se demuestra que tan sólo en el 2020 ocurre un incremento de 298 millones de personas que usan internet, respecto al 2019. 

Con un total de 4.540 millones de personas este año, un 74% representa aquellas personas que compran por internet. Del cual, un 54% lo hace desde un dispositivo móvil. Esto hace que los eCommerce generen estrategias de marketing especializadas en optimizar la navegación de su página web, desde un ordenador, smartphone o tablet.

Cada eCommerce se enfrenta a un cliente distinto de la competencia. Dado que sus mejoras en la logística, el servicio de atención al cliente, campañas especializadas y hasta los objetivos entre sí cambien. 

Entre los tipos de clientes más comunes que existen, según el eCommerce, se mantienen: El B2B (Business to Bussines), B2C (Business to Consumer), C2B (Consumer to Business) y el C2C (Consumer to Consumer).

¿Debo apostar el crecimiento de mi empresa en un eCommerce?

¡Porsupuesto que sí! Acorde a las estadísticas anteriores, son cada vez más las personas que pasan tiempo navegando por internet en el ordenador o el móvil. De hecho, para el 2023 expertos estiman que el 58% de las ventas mediante el eCommerce provengan del uso los celulares. 

Aparte, más alla de basar las estadísticas del crecimiento de ventas online en tiempos de pandemia. Vale la pena enfocarnos en estudios de especialistas que evidencian el cambio del comportamiento de compra de los consumidores. Especialmente la brecha entre el comercio tradicional (tienda física) respecto al comercio electrónico.

Tal como lo dijo el jefe de ventas al por menor de Euromonitor, Michelle Grant: “Más de la mitad del mundo está ahora conectado a Internet, y el comercio electrónico se está convirtiendo en un importante canal de venta al por menor, y de hecho será uno de los canales más grandes, o el canal más grande en 2021”.

Las tendencias en eCommerce 2021

Si hablamos de cuales son las claves para el éxito de un eCommercerce 2021. Hay que hacer énfasis en el esfuerzo de inversión y capacidad de adaptarse a los cambios que exige la tecnología digital. La cual, se impone con nuevas tendencias cada día, conllevando a las empresas afrontar ciertos retos. 

En nuestro artículo sobre Tendencias del E-Commerce en 2021 abordamos a profundidad este tema, pero a nivel general, aquí te mencionamos algunas de las tendencias más relevantes para los próximos años:

  • Realidad virtual o aumentada

Se pretende que el cliente mejore su experiencia de compra mediante una simulación. En la que este pueda sentir que prueba los productos en tiempo y espacio real. Hasta el punto de poder llegar a creer que los toca o lleva las prendas puestas. 

Si bien la realidad virtual ya ha sido aplicada con éxito hasta en videojuegos. Merece la pena darle la oportunidad en el mundo eCommerce para analizar su efectividad. De hecho, empresas como Amazon, Sephora e Ikea, son de las pocas que ya implementan dicha tecnología satisfactoriamente. 

  • Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial aporta las tecnologías necesarias a los eCommerce para que estos puedan almacenar un conjunto de datos de los usuarios. De manera que estos sistemas terminan aprendiendo los patrones de conducta de los clientes en la web. Por ejemplo, la selección de vista previa de productos o el carrito de compra. 

  • Hipersonalización de los productos

Se basa principalmete en estimular la creatividad del usuario, dandole la oportunidad de interactuar con el diseño final del prodcuto que quiere. Lo cual, supone un incremento de datos en la base que revelan lo que exactamente le gusta. Además, genera un mayor engagement y aporta ideas para las nuevas campañas de marketing.

  • Nuevas modalidades de pago (monedas virtuales)

Sugiere la afiliación con aplicaciones de pago móvil o pagos online. Una tendencia que ya muy bien la manejan varios negocios, pero aún quedan eCommerce por fuera sin atreverse. Lo que vale la pena destacar acá es que un pago móvil u online seguro, genera fidelizacion del cliente y mejora su persepción de la experiencia de compra.

Se trata de una tendencia que sugiere la pérdida de protagonismo de los bancos a futuro. Dandole oportunidad a nuevas aplicaciones de pago, como ya lo son Apple Pay, PayPal, Samsung Pay, Bizum, la tecnología NFC y otras. 

  • Buscadores de voz (Voice commerce)

Como sabemos, existen altavoces inteligentes diseñados para funcionar por medio del mando a voz. Siendo Google (Google Home) y Apple (Echo de Amazon) los pioneros en esto. Lo cierto además es que al menos un 20% de los usuarios utiliza el mando a voz de los móviles para generar alguna compra. 

De ahora en más, los eCommerce podrán posicionarse mejor ante la competencia si comienzan a optimizar el contenido de sus web. Implementando estrategías de marketing que comprueben si las preguntas, palabras claves o respuestas en los textos son detectables por los comandos de voz para la búsqueda.

En conclusión, sólo el eCommerce que pueda adaptarse a los cambios de la tecnología digital será capaz de ofrecer un buen servicio y prevalecer en el tiempo. Así mismo, posicionarse entre los más competitivos del mercado. 

Muchos estiman que el comercio electrónico es el futuro, y es que según las estadísticas los resultados son bastante alentadores. Entonces, lo que las empresas pueden ir implementando en su eCommerce son estas tendencias mediante campañas. Sin olvidar detalles de mantenimiento y mejoras en las plataformas para una ágil navegación.